¿Por dónde empezar un proyecto BIM? Vol. 2

¿DE QUÉ MANERA EL BEP CONDICIONA EL PROCESO DE MODELADO DE UN PROYECTO?

Marcos Herrera

Como ya vimos en ¿Por dónde empezar un proyecto BIM? Vol. 1, hay una serie de decisiones que se deben tomar antes de realizar un proyecto en BIM, ya que éstas se arrastraran hasta el final del proyecto. Pero, ¿de qué manera nos condicionan dichas decisiones a lo largo de un proyecto? 

¿Por dónde empezar un proyecto BIM? Vol. 2

Una vez establecidos los agentes, recursos y usos BIM para los que se quiere utilizar el modelo, el nivel de desarrollo (LOD) al que se quiere realizar el proyecto, entre otros muchos conceptos, deberemos trazar una estrategia para que cada uno de estos puntos se apliquen al modelo de forma satisfactoria. Pero antes de poder establecer dichas estrategias, deberíamos conocer en que nos pueden condicionar cada una de ellas.
Imagen  1. Esquema. Fuente propia.

Imagen  1. Esquema. Fuente propia.

Para cumplir con cada uno de los puntos del BEP, deberemos hacernos una serie de preguntas y tomar una serie de decisiones. Como, por ejemplo:

¿Cómo se traspasará información entre los distintos agentes?

Para poder compartir información entre los diferentes agentes de forma satisfactoria, sin que se pierda información y para que todo el mundo tenga acceso a toda la documentación (siempre y cuando tenga permisos para ello), la metodología BIM propone una creación de un entorno de datos común, es lo que se denomina la CDE (Common Data Environment). Pero existen diversas CDE’s, algunas de pago, otras gratuitas, algunas más completas y otras menos. En función de las características del proyecto, de la infraestructura del cliente (ya que a veces cuentan con su propia CDE) y de los distintos colaboradores se elegirán una u otra. 

Para dejar constancia de algunos ejemplos de plataformas para el uso de la CDE, compartimos una ilustración del informe sobre la implementación BIM en UK en el año 2018 generado por el NBS (National BIM Society). Imagen  2. Uso de CDE más frecuentes en UK en 2018. Fuente: NBS-National-BIM-Report-2018

Imagen  2. Uso de CDE más frecuentes en UK en 2018. Fuente: NBS-National-BIM-Report-2018


¿Cómo debemos estructurar el modelo y que significa el concepto estructuración de un modelo BIM?

La estructuración de un modelo BIM consiste en encontrar una estrategia idónea o, al menos, óptima para que todos los agentes de un proyecto BIM puedan trabajar de forma colaborativa.

Son las estrategias que nos permitirán crear un modelo federado

¿Cuántos vínculos utilizaremos?

Rara vez encuentras que un modelo BIM está formado por un único archivo. Suelen haber diversos motivos que nos empujen a subdividir un proyecto en varios archivos para luego mediante vinculaciones establecer el modelo federado. Los motivos más significativos son:

  • Número de colaboradores: cada colaborador suele tener un modelo independiente ubicado en su propio servidor (fuera de la zona compartida de la CDE) por lo que el número de colaboradores influirá de forma directa a la estructuración del modelo. Ejemplo: Arquitecto modificará y se responsabilizará de la arquitectura en un único archivo, al igual que pasará con los ingenieros estructurales y de instalaciones. Al final, los tres modelos deberán vincularse en uno único para poder visualizar el proyecto íntegramente y generar el modelo federado. Puede verse el esquema en la imagen 3, siendo COO el modelo federado.Imagen  3. Ejemplo Vinculación Archivos. Fuente propia.

    Imagen  3. Ejemplo Vinculación Archivos. Fuente propia.

  • Diseño: en el caso de que encontremos edificios que se repiten o bien edificios de distintas tipologías también deberemos crear diversas estructuras mediante vínculos dentro de la misma disciplina.

  • El peso máximo de archivo admitido por el cliente: en ocasiones el cliente no admite más de un determinado tamaño de archivo para garantizar la calidad de los modelos en el momento de la entrega.



¿Qué implicación tiene el LOD en el modelado?

¿Es necesario modelar los armados interiores de los prefabricados de hormigón si ya vendrán armados en obra? ¿Es necesario modelar los tornillos de anclaje del pladur a los montantes de la subestructura? Definir un LOD general para todo el proyecto puede dar mucho nivel de detalle, pero puede aportar poca optimización y mucha labor de modelado al proyecto. Es por eso que siempre recomendamos realizar un estudio para identificar aquellos elementos en los que vale la pena poner un nivel de detalle mayor y en cuáles no. Una cubierta modelada en un LOD 350 supone replantear los agujeros de los sumideros, mientras que un pilar de hormigón in situ supone modelar todo el armado estructural. 

También hay que tener en cuenta que, si se nos exigen niveles de desarrollo altos, deberemos tener acceso a familias que cumplan con ese determinado LOD. Normalmente para LOD’s elevados (350 y 400) necesitamos usar una geometría igual a la del producto que se instalará en obra. Podemos recurrir a las webs de los fabricantes para tener acceso a estas familias, pero la realidad es que la mayoría no dispondrá de este material… Por lo que deberemos emplear recursos para generar estos objetos BIM a ese determinado LOD ya que los componentes genéricos no nos servirán. La creación de ese contenido supone un esfuerzo importante, al menos hasta que dispongamos catálogos BIM de todos los fabricantes.

¿Qué herramienta podemos utilizar para lograr optimizar el LOD de un modelo?

También conocida como Model Element Table (MET según el PAS) o The Model Development Spec (MDS según BIM Forum). Es un concepto que no se usa demasiado, pero es altamente eficaz; nos permite definir que LOD ha de tener cada tipo de elemento en cada fase del proyecto y así poder analizar que nos interesa obtener de cada elemento sin que suponga un sobreesfuerzo por parte de los modeladores.Imagen 4. .Model Element Table. Fuente Internet: http://s1.facilities.gatech.edu/files/DC/MEA_Sample.pdf

Imagen 4. .Model Element Table. Fuente Internet: http://s1.facilities.gatech.edu/files/DC/MEA_Sample.pdf


¿De qué manera añadiremos información a los modelos?

La teoría de los modelos de información pretende relacionar elementos con una base de datos para que ésta nos permita visualizar información de cada uno de los elementos que tenemos en nuestros modelos de información. A la hora de añadir esta información deberemos plantearnos si queremos incluir la base de datos dentro del modelo o externalizarla y además, el tipo de información que deberemos añadir.

¿Incluir la base de datos en el software de modelado o externalizarla?

Actualmente existen diversas formas para hacer entrega de la información no gráfica en un proyecto.

La primera, ofrece la posibilidad de integrar la información dentro del modelo geométrico. De esta forma no hemos de realizar asociaciones con códigos ni ir a buscar la información a otros documentos ya que la información se encuentra embebida en cada uno de los elementos del modelo. Para visualizarla solo deberemos seleccionar el elemento que nos interese y consultar sus atributos. La parte negativa de este proceso es que los modelos pesaran demasiado y que siempre necesitaremos de personal especializado en el software de modelado para poder consultar cualquier información. Además, no todos los softwares de modelado permiten la importación de determinados formatos como por ejemplo el .pdf, por lo que no se podrán adjuntar manuales de montaje ni similares.

La segunda consiste en usar una plataforma intermedia llamada Middleware que nos permitirá relacionar una base de datos externa con nuestro software de modelado donde se encuentra la información geométrica. Esto permitirá que los modelos sean menos pesados y que además cualquier persona pueda acceder a la información ya que estos middlewares son mucho más sencillos de manejar que los softwares de modelado. 

Un ejemplo de este tipo de middlewares es Ecodomus. Éste software lo utilzamos para el Facility Management aplicado a la metodología BIM. Podéis saber más sobre Ecodomus en el siguiente post: Cómo realizar un modelo BIM para ser utilizado en fase de operaciones y mantenimiento.

¿Qué tipo de información debemos añadir?

La inclusión de la información dependerá de las exigencias del cliente plasmadas en el EIR. EN ocasiones especificará el tipo de información que desea para los elementos del modelo y en otras ocasiones exigirá un determinado Uso BIM. Por ejemplo, si se quiere realizar una planificación con el modelo deberemos decir la fecha en la que se ejecuta, si queremos utilizar el modelo para gestionar los activos en un futuro (BIM FM) deberemos incluir información relacionada con la fecha de instalación, periodicidad para las revisiones, fecha de sustitución prevista, etc. 

Vale la pena pararse a pensar que es lo estrictamente necesario para conseguir un modelo BIM que se pueda utilizar para aquellos Usos BIM que nos interesan. Deberemos ser críticos y omitir aquella información a la que no se le dará ningún uso. En este caso el saber si ocupa lugar, ese lugar podría ser nuestro modelo y repercutiría directamente en el peso del mismo. 

Además, añadir muchísima información a un modelo BIM puede ser una tarea muy trabajosa. Por lo que, siempre que hablamos de datos dentro de un modelo BIM es impensable asociarlo a Dynamo.


En este Vol. 2 hemos visto algunos aspectos del BEP que hemos de tener en cuenta para poder realizar un proyecto en BIM relacionados principalmente con el ámbito colaborativo y los flujos de trabajo de un proyecto. Traspaso de información entre agentes mediante la CDE, estructurar el modelo para que todos los agentes puedan trabajar de forma óptima, optimización del modelado para no suponer sobrecargas de trabajo ni sobrepeso de los archivos, flujos de trabajo para añadir la información no gráfica y la selección de dicha información en función del uso.

Para el próximo post veremos más aspectos que nos condicionan, taxonomía, clasificación, versiones de software, archivos nativos… pero esta vez relacionados principalmente con la estandarización y los entregables de un proyecto BIM.

¡Hasta la próxima!

Te ayudamos a implementar BIM y a aprovechar todo el potencial que ofrece esta metodología. 
Desde la parte estratégica hasta la fase operativa. Te formamos y te acompañamos en tus primeros proyectos BIM.